Saltar al contenido

Ángeles Tronos

Los Tronos completan la triada de la jerarquía más alta de los ángeles celestiales acompañando a los Serafines y Querubines justo debajo, siendo los terceros ángeles más cercanos a Dios. Se relacionan con los trabajos humildes que sostienen y ayudan a canalizar las energías que forman el cosmos y mantienen las cosas unidas y en su lugar.

angeles tronos en la biblia
ángeles Tronos

Descubre todas las características particulares que conforman el coto de Tronos una de las maravillosas criaturas celestiales creadas por Dios.

 

¿Qué son los Tronos?

 

Como ya lo mencionamos los Tronos son los últimos en la jerarquía angelical de los primeros tres coros más cercanos a Dios. Se dice que Dios tomó su materia y sobre ella se sentó, haciendo alusión de que los tronos son quienes sostienen el trono del señor. Aunque en algunas ocasiones se les describe sentados o postrados cerca de Dios admirándolo y alabándolo.

Se sabe que los Tronos son pocos y que se pueden representar como carros con ruedas, también suelen ser representado como los Ophanim, que como figuras son enormes ruedas aladas que tienen como objetivo mover junto con los Querubines el trono del señor a través del edén.

 

Significado de los Tronos

 

El nombre de Tronos viene precisamente de su función, a veces dibujados como ancianos consejeros quienes escuchan de dios los secretos de la creación y se quedan cerca de Él siempre acompañando su trono. Como quienes transportan el trono en el cual el señor se encuentra sentado, como enormes estructuras gigantescas con ruedas aladas que son tiradas por los querubines.

El simbolismo de los Tronos representa el peso de la divinidad sobre los hombros laboriosos de los más grandes adoradores cercanos a Dios.

 

Características de los Tronos

 

Los tronos son los ángeles más grandes de todos los descritos en cuanto a tamaño se refiere, ya que sus brazos pueden ir desde una estrella hasta otra y todos juntos conforman la estructura móvil del trono de Dios que llevan sin cansarse.

Cuando se acercan a la tierra movidos por la voluntad de Dios se hacen más pequeños y aun así son mucho más grandes que el resto de los ángeles. Se les suele reconocer en las pinturas y pictogramas porque sus alas se describen como redondas y que poseen la capacidad de reflejar múltiples colores.

Como se dice que acompañan de cerca a Dios en el trono celestial y escuchan de primera mano sobre sus creaciones y obras, se les refleja en la pintura como jóvenes apuestos que llevan en sus manos elementos representativos de las altas artes y las inspiraciones artísticas como los instrumentos musicales.

 

Función de los Tronos

 

Como ya podemos caer en cuenta, la función de los tronos, así como alabar y glorificar la magnificencia de Dios sobre todas las cosas es ser el soporte del trono celestial por debajo de los querubines. Se cuenta que son quienes ejecutan las tareas divinas de construcción en el cosmos por su tamaño, enviados y movidos siempre por la voluntad divina.

Pocas referencias hay de estos en comparación con otras jerarquías, ya sea por su condición humilde o porque sus labores no los hacen resaltar demasiado.

 

¿Quiénes eran los Tronos y sus nombres?

 

No se sabe a ciencia cierta qué cantidad de Tronos hay o el nombre de todos ellos, pero si se tiene referencia de alguno de ellos en libros antiguos con las propiedades y manifestaciones de estos según permita la voluntad. Los Tronos conocidos son:

  • Nelchael

Nelchael pertenece a los Tronos relacionado con el trabajo del aprendizaje y las actividades que son necesarias emprender para alcanzar el conocimiento sobre las cosas. Trabaja en temas relacionados a la formación de la conciencia como fuente de internalización profunda de lo que se aprende.

Se relaciona con los conocimientos de las ciencias exactas, la geología, la astronomía y las matemáticas.

  • Lauviah

Lauviah se denomina el Trono de la revelación y de las cosas que pueden ser dispuestas para descubrir en forma de revelación. Se le relaciona a la capacidad de comprender todas aquellas cosas que vienen a nosotros sin estudios ni relación previa con ellas, el que trae las revelaciones divinas.

  • Leuviah

Leuviah es uno de los tronos que participa en la dinámica del aprendizaje y del pensamiento que se convierte en acción y deja de ser inmóvil. Se relaciona con los procesos profundos de meditación y la capacidad de transformar este pensamiento en fuente de sabiduría que se replica de forma constante.

  • Pahaliah

Pahaliah Está relacionado con la redención y la esencia rectificadora de los errores que se cometen por seguir indiscriminadamente nuestras paciones. Este Trono trae con su presencia el temor a Dios y a los principios divinos, para que la voluntad de quienes rodea no se desvié de las sagradas enseñanzas.

  • Caliel

Caliel se relaciona con elementos de la Justicia. Este Trono actúa ayudando a comprender la diferencia entre acciones que son o no justas, tanto de nuestra parte como las injusticias que otros cometen. Clama por la justicia para el inocente y por sobre todo la conciencia de la justicia en nuestros corazones.

  • Eiael

Eiael se relaciona con la capacidad de discernimiento. Su esencia interfiere con la capacidad de comprender cuál es el camino correcto y apartar nuestra conciencia del mal camino, diferenciando las cosas buenas de las malas. Es un ángel que a pesar de no poder ayudar a tomar decisiones interfiere en la conciencia que tenemos para ver bien las alternativas.

  • Melahel

Melahel es un ángel sumamente protector, relacionado directamente con la capacidad de evitar los daños en situaciones peligrosas. Se relaciona con la protección de la morada y de las personas que tienen buen corazón. Custodio en situaciones inesperadas.

  • Haheuiah

Este Trono tiene una potestad sumamente específica, pues es protector de quienes han cometido acciones involuntarias y por esta razón son objetivos de la venganza de otras personas. Protege a las personas inocentes que se ven obligadas a huir.

  • Yeiaiel

Este Trono trabaja en la influencia del renombre y del reconocimiento que viene con las acciones. De manera terrenal el renombre y la fama son efímeros, pero la esencia de este ángel radica en el interior de cada persona fomentando las ideas filantrópicas e incentivando las ganas de heroísmo para que sirvamos a los otros y busquemos reconocimiento haciendo la voluntad de Dios.