Saltar al contenido

El ángel Hekamiah

El ángel Hekamiah que significa “Dios que erige el universo” se relaciona con los elementos afines a la lealtad. Este hermoso ángel de apariencia fiera trata temas complejos pero necesarios sobre jerarquía y poder que poco a poco iremos explicando.

Oración al ángel Hekamiah
Ángel Hekamiah

Este ser de luz es el guardián de los reyes y líderes, personas que están siempre al frente y que por la naturaleza de sus labores se ven rodeados de traidores y de personas que frecuentan la traición como un medio de obrar.

Quien es el ángel Hekamiah

El ángel Hekamiah es el último de los Querubines y por ende tiene como príncipe a Raziel. Es custodio de quienes nacen entre el 7 y 11 de junio. Su esencia es la lealtad y se le convoca con frecuencia en contra de los enemigos, sobre todo de los que están ocultos en la sombra, de los traidores y suele encabezar las empresas que buscan la reconciliación.

Es un querubín fiero y combatiente que se le relaciona con frecuencia a la capacidad de crear, de traer consigo la victoria, a traer coraje ante las pruebas y a liberar a los oprimidos.

Ángel Hekamiah y su significado

La esencia de la lealtad del Dios que erige el universo. Hekamiah, significa para nosotros los humanos la capacidad de cumplir a cabalidad los principios de Dios incluso ante las tentaciones, tener voluntad y coraje para luchar con la injusticia tal como dicta la lealtad, no solo a nuestros superiores, sino, a todos los elementos de la vida como a la familia y a uno mismo.

La lealtad que emanada de la esencia del ángel Hekamiah tiene un significado para personas que ejercen el mando de cualquier forma ya que, para ellos, la lealtad es precisamente uno de los valores fundamentales que resguardan su lugar.

La lealtad de este ángel combatiente se extiende a nuestra relación con lo divino, que leal a los fieles, responde cuando se le es convocado a nuestra defensa y a la derrota de quienes traicionan y aman la guerra.

 

Características del ángel Hekamiah

 

Quienes nacen bajo la influencia del ángel Hekamiah son personas leales, que se sienten muy ligados a su familia y sobre todo a sus padres. Personas sensibles a lo que los demás puedan llegar a necesitar y tienden a respetar su palabra.

Resspetan mucho a la autoridad y a sus jefes, por lo que en línea general tienden a escalar rápido de puesto. Tienen buenas intuiciones en cuanto a las personas se refiere y pueden evaluar rápidamente el nivel de peligro que alguien representa.

Pueden llegar a tener más éxito en carreras legislativas o relacionadas a las finanzas.

Por qué invocar al ángel Hekamiah

 

El ángel Hekamiah responde cualquier día a horas de la mañana a quienes nacen bajo su influencia, pero quien no, pueden acudir a la fe en sus corazones para recibir asistencia. Aunque cualquiera puede convocarlo en sus fechas de vigencia para pedir:

  • Desvelar a los traidores.
  • Conseguir la victoria ante los enemigos.
  • Ayuda a ganar la voluntad de las personas de poder.
  • Ayuda a ganar lealtades
  • Protege a los mandatarios.
  • Interviene en nuestro coraje
  • Protege de la traición.

Cómo invocar al ángel Hekamiah

Para invocarlo recurriremos al poderoso libro de Salmos 98:2:

“2. Jehová ha hecho notoria su salud: En ojos de las gentes ha descubierto su justicia.”

Invocaremos el nombre del ángel Hekamiah con el corazón abierto y pediremos la manifestación en nuestras vidas haciendo nuestra solicitud, hablándole para que nos oriente y nos proteja.

Oración al ángel Hekamiah

 

“Hekamiah: Dios que erige el universo

 

“Se ha puesto una gran carga sobre mis hombros señor Hekamiah

ayúdame pues Tu a llevarla te lo pido,

para que en mi nombre, por mi flaqueza, por mi humanidad

no se ensucie o se critique la fe entre mis hermanos.

 

Si me permites ser testigo de Ti cuando la oscuridad me haga dudar,

yo me convertiré en quien haga de mi alrededor un mundo más justo,

más adaptado a tus propósitos.

 

Cólmame de tu gracia y tus dones, para que yo sea fiel a mis principios

así no dudaré ni ante la burla, ni ante los ataques, ni ante los desprecios

que hagan los necios de corazón,

porque mis acciones serán para el goce y la gloria del Señor”